Utilizamos cookies propias para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede consultar nuestra Política de Cookies pinchando aquí. OK | Más información
Acceso colegiados
Acceso colegiados/as Contraseña
Acceso colegiados/as Contraseña
A A A

Inicio >> Comunicación y Difusión >> ¡100 personas dependientes fallecen a diario sin recibir atención!
¡100 personas dependientes fallecen a diario sin recibir atención!

¡100 personas dependientes fallecen a diario sin recibir atención!

La Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales publica el XVIII Dictamen del Observatorio Estatal de la Dependencia.
La Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales publica el XVIII Dictamen del Observatorio Estatal de la Dependencia con datos como que el 3% de la población española (1,4 millones de personas) necesita apoyos para desarrollar actividades básicas de la vida diaria, que el año pasado más de 38.000 personas fallecieron sin haber podido ejercer sus derechos derivados de la condición de persona en situación de dependencia. El recorte acumulado de la AGE en dependencia, tras el RD-ley 20/2012, asciende ya a 4.600 millones euros El coste global del sistema para el Observatorio durante 2017 ascendió a 7.600 millones de euros. La AGE soportó el 16,0% del coste global, los usuarios un 20,5% y las CC.AA el restante 63,5%.

Tras once años de desarrollo de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia (en adelante LAPAD), el 3% de la población española, un total de 1.264.351 personas, ha sido dictaminada como dependiente, es decir, necesita apoyos para realizar actividades básicas de la vida diaria. A estas personas podríamos añadir otras 96.000 como potenciales dependientes considerando las 120.213 personas que están pendientes de su valoración de dependencia a 31 de diciembre de 2017.

           Desde la aprobación de la LAPAD, en diciembre de 2006, el SAAD ha sufrido muy diversos avatares que han afectado prácticamente a todas las coordenadas iniciales: el calendario de desarrollo; el baremo de valoración; la financiación; los contenidos e intensidades de los servicios, las cuantías de las prestaciones económicas; la compatibilidad entre prestaciones y servicios o la consideración de las cuidadoras familiares y de sus cotizaciones en un régimen especial de la Seguridad Social, son algunas de las variables que han sido alteradas cuando no suprimidas.

           La complejidad de desarrollo de una norma estatal que reconoce derechos subjetivos, que se dicta en virtud del artículo 149.1 de la Constitución y cuya gestión directa corresponde a las comunidades autónomas por exclusividad de la materia (servicios sociales), auguraba la necesidad de ajustes en la fase implantación, prevista inicialmente hasta el año 2013.

Documentos:
Publicada el domingo, 25 de marzo de 2018